Robot cortacésped: el profesional que nada sabe

Que sí, que ahora está de moda, que después de las aspiradoras autónomas robotizadas, los roombas, congas y multitud de bailes tropicales más, están los robots cortacésped que son un adelanto, un increíble parangón de… bueno, de eso, de cortar el césped.

A ver, partiendo de su nomenclatura y sin afán de ser luditas, «robot» es una palabra que viene del checo, y viene a signficar «esclavo». No, no es para que os dé pena y lo tengáis en una hamaca, «pobrecito, que lo han llamado esclavo», no. Es solo para recalcar que es una máquina, que en su naturaleza no está el pensar sino el obedecer. Por supuesto que está bien tener un robot cortacésped. Siempre que sepas lo que va a hacer y lo que le conviene a tu jardín.

Como jardineros profesionales siempre estamos a favor de los adelantos tecnológicos en materia de maquinaria y un robot cortacésped no es más que eso. Por supuesto los últimos y más novedosos están equipados con sensores precisos, por ejemplo, de calor, que hace que si nota una temperatura muy elevada, suspenda la siega para no dañar al césped en su conjunto, y eso está bien.

Sin embargo siempre destacaremos el factor humano dado que el profesional del jardín y del paisajismo no puede ser fácilmente reemplazado. A fin de cuentas al robot le dices que siegue una parte o lo programas para que realice determinadas tareas pero es el profesional el que te va a asesorar, el que te va a decir cómo está viendo tu césped, si necesita más abono, sustrato, vitaminas, si hay alimañas, si está observando malas hierbas o parcheados amarillos en la zona, si se puede replantar una parte o es mejor dejarlo crecer hasta que se haga un poco más fuerte y entonces segarlo.

El profesional es quien te va a dar un calendario de siega adecuado, si tienes un cortacésped autónomo y así puedas segarlo con responsabilidad y atendiendo a las necesidades de las plantas que tienes, a la especie de césped y qué se puede hacer para mejorarlo, cuidarlo o potenciarlo. Así puedes disponer de tu máquina con la mayor responsabilidad posible sobre tu jardín, además de contar con un profesional que no se va a limitar a observar la siega sino el conjunto: ver qué hace falta, establecer un proyecto a medio y largo plazo, asesorar sobre las podas, preparar el jardín para cada estación del año…

En definitiva, el robot cortacésped es una herramienta más pero no va a pensar por ti ni a cuidar de tu jardín más que tener un rastrillo apoyado en una pared. Es el profesional o la empresa de jardinería profesional la que lo cuida y se asegurará de sacarle el máximo partido a las herramientas de las que se dispone.

Posts
Relacionados