cuidado del jardín en invierno

El césped en invierno, 2020 [revisado]

Ya hablamos de los cuidados para el césped en invierno, pero la información siempre se puede complementar. Así que, como profesionales de la jardinería, lo hacemos, porque el conocimiento de estas técnicas y consejos nunca está de más. Por lo tanto, citamos el post anterior y lo mejoramos para enriquecerlo.

Abonado: en caso de necesitar un abono en la estación fría y siempre que no haya demasiadas lluvias, podemos recurrir a uno de liberación lenta, sobre todo bajo en nitrógeno y sodio, para darle más impulso a la planta. Un abono rico en materiales como oligoelementos es ideal, igual que el hecho de suministrarlo cuando la temperatura ambiente supere los 15 grados (con más frío no se asimilarían bien).

Caída de hojas y humedad: es normal que en esta época se nos pueda llenar el césped de hojas caídas, algunas ramas y frutos. Las hojas pueden producir encharcamientos, humedad y aparición de hongos por lo que habrá que retirarlas sin demora para que el césped prospere y no se quede “a oscuras” bajo las hojas, impidiéndole recibir horas de sol. Además dichas hojas no suponen ningún aporte ni compostan convirtiéndose en nutrientes al pudrirse, antes al contrario, por lo que es necesario retirarlas y rastrillear el jardín para dejar el césped lo más limpio posible.

Compresión: el césped en invierno es más sensible a la compresión como pisadas y elementos pesados como piedras, decoraciones, elementos que queden dispuestos sobre el césped… Se puede aplastar y no recuperarse con facilidad al estar más húmedo.

Poda/corte: es ideal dejarlo más largo en invierno pero no más de 5 centímetros. Por un lado facilitará que las raíces queden más resguardadas del frío a la par que le aliviamos el estrés de tener que lidiar con esas temperaturas. Y por supuesto no cortar cuando hay o se prevén heladas que puedan dañar a las hojas.

Plantas invasoras / malas hierbas: Es la temporada ideal para que proliferen ciertas malas hierbas y musgos en nuestro jardín por lo que tendremos que eliminarlo de forma adecuada para que no parasite e invada, quedándose con los nutrientes de la tierra y afectando a nuestro césped.
Siempre que queramos eliminar, además, las hierbas invasoras, si no son muchas, tendremos que hacerlo de raíz para poder ser efectivos y que no vuelvan a aparecer

Posts
Relacionados