Las infinitas ventajas de contratar una empresa de jardinería en Marbella

No es lo mismo querer un jardín en Marbella que tenerlo. El suelo, la orientación, la disposición del lugar y su relieve, el tipo de agua y la extensión… Todas estas son factores que inflyen a la hora de crear un espacio. No es plantar un jardín: es crear un lugar. De ahí que no hablemos sólo de jardinería, hablamos de un proyecto de jardinería en Marbella.

Porque comprar un par de macetas y poner un riego no es hacer paisajismo, no es crear un jardín. Una empresa de jardinería en Marbella conoce los suelos, la humedad y el clima. Es capaz de adaptar un jardín a un espacio. No siempre el césped natural es la mejor opción. O un sistema de riego por goteo o por aspersión. Cada terreno de una zona compleja como Marbella tiene una solución que una empresa de jardinería en Marbella puede dar sentido a un proyecto, afrontar el espacio y distribuirlo.

Conociendo el lugar el paisajista y proyectista pueden crear un verdadero espacio que suponga un ubérrimo jardín y un lugar de descanso. Los jardines son creados en función de una consultoría previa que le diga a la empresa qué espera el cliente, qué desea tener y, siendo sincera, respondiendo con qué se puede hacer sobre ello.

Entregando planos, proyecto, cronología y poniendo a disposición del cliente no sólo a los trabajadores cualificados para el proyecto sino también para su ulterior mantenimiento, limpieza y cuidado, puesto que la creación de un jardín, como las estaciones, es cíclico, y supone un cambio, una muda, estación tras estación.

Portegerlo y cuidarlo de las plagas, de las acontecimientos externos (olas de frío, de calor, sequía, restricciones al riego, suministro de sustrato y abonos), así como mejorarlo, hacer sugerencias sobre cómo enriquecerlo progresivamente en su aspecto, sus plantas y su configuración. Y todo esto es lo que una empresa de jardinería en Marbella puede hacer por usted.

Posts
Relacionados