jardineria marbella

Heladas primaverales

Después de las bajas temperaturas y de las heladas típicas del invierno, los jardines están apagados, necesitando de una revitalización. Fertilizantes, herbicidas y otros consejos ayudarán a recuperar el estado del jardín de manera general para recibir a la primavera en óptimas condiciones.

Nos encontramos ahora mismo en el momento más oportuno para recuperar los espacios ajardinados. Además es ideal  planificar, comprar, trasplantar, podar, limpiar y rediseñar los espacios con la intención de aprovechar al máximo las condiciones ideales que ofrece la primavera.

Para recuperar los árboles y arbustos se aconseja podarlos apenas comienzan los primeros brotes. «Además, es importante aportar fertilizantes granulados que deben continuarse durante la primavera y el verano, una vez por mes. La dosis varía de acuerdo con el tamaño de la planta. Pero hay que tener en cuenta que el exceso puede provocar una Fitotoxides y perjudicar el buen desarrollo de las especies.

El césped también es otro elemento a ser recuperado, que en general sobre estas fechas se encuentra con un aspecto pálido, manchas que  van desde marrones a amarillas. Dependiendo del estado se realiza una resiembra o solamente se aporta un fertilizante granulado (con nitrógeno, fósforo y potasio) y al mes colocarle otro fertilizante, urea (nitrógeno puro).

En el caso que haya mucha maleza, es importante limpiar bien colocar un herbicida líquido y realizar nuevamente una siembra para reforzar la plantación.

En la primavera o en épocas  de lluvia nos encontramos con la necesidad de realizar controles fitosanitarios por la elevada presencia de insectos, hongos, entre otros, en el jardín.

Incluso las plantas de interior y plantas ubicadas en las terrazas necesitan de cuidados especiales. En general las plantas de interior sufren mucho por las calefacciones utilizadas en invierno.

Es importante utilizar medidas curativas pero lo mejor es cuidar del jardín todo el año, evitando de esta manera intervenciones severas y caras. En invierno el riego debe ser reducido, las plantas protegidas y siempre elegir plantas que soporten las diferencias climáticas.
Por Guillermo Rivero

Posts
Relacionados