empresas de jardineria en malaga

Control de plagas

Antes de empezar este documento es necesario conocer que los tratamientos fitosanitarios se realizan siempre según las especificaciones de la norma: NTJ 14 V de “Tratamientos fitosanitarios”.

¤     El personal técnico debe disponer de formación técnica adecuada y acreditada para llevar a cabo un óptimo control de la sanidad vegetal en zonas ajardinadas a través de las siguientes actuaciones:

  • ¤     Detección de cualquier anomalía en el suelo y en el estado sanitario de las especies vegetales que pueda producir debilidad y, por tanto, enfermedades y plagas.
  • Análisis de los factores climáticos que puedan afectar al desarrollo de las enfermedades y plagas.

¤     Realización de los análisis necesarios para poder diagnosticar las posibles enfermedades, plagas o carencias.

¤     Estudio y propuesta de los tratamientos adecuados, detallando:

  • Ÿ        Marca, formulación y dosis del producto a emplear.
  • Ÿ        Procedimiento de aplicación del tratamiento y maquinaria y herramientas a emplear.
  • Ÿ        Periodicidad del tratamiento.
  • Ÿ        Momento óptimo de las aplicaciones, de acuerdo con los ciclos y los estados fenológicos.

El adecuado control fitosanitario necesita de un programa específico de sanidad vegetal que consta de:

¤     Una ficha para cada especie vegetal o grupo de cada una de las zonas con todas las incidencias, plagas y enfermedades más comunes que las afecten, indicando los tratamientos preventivos y curativos más adecuados y las épocas de aplicación.

¤     Los controles y análisis periódicos a realizar con arreglo a la información recogida.

A lo largo del tiempo se debe llevar a cabo determinados estudios y análisis necesarios en las fechas oportunas, así como la vigilancia, el control y los tratamientos preventivos y/o curativos necesarios para impedir la iniciación o propagación de cualquier enfermedad o plaga que pudiera aparecer en las zonas ajardinadas objeto de conservación.

Todos los años se debe realizar un informe de las zonas ajardinadas afectadas, tipo de afección y tratamientos realizados.

Se deben usar únicamente aquellos productos fitosanitarios inscritos en el registro oficial correspondientes y autorizados para el uso al que se va a destinar.

Se respetará en todo momento las instrucciones dadas en la etiqueta del producto, referente a su manipulación, aplicación y respetando los plazos de seguridad correspondientes. Para ello, los productos se deben mantener debidamente etiquetados, reseñando en todos los casos las materias activas, los usos más comunes y a que concentraciones se recomienda aplicarlos.

El personal debe estar acreditado para el uso y manipulación de productos plaguicidas, el cual poseerá siempre el carné de Manipulador de Productos Fitosanitarios.

No se deben iniciar tratamientos hasta poder tener la mayor seguridad posible de que en fechas posteriores no habrá peligro de lluvia o condiciones atmosféricas adversas. Si ya se han indiciado los tratamientos, éstos deberán ser suspendidos en el caso de que la velocidad del viento supere los 3 m/s en los espolvoreos, y 9 m/s para aplicaciones líquidas, o bien cuando las condiciones ambientales no sean las adecuadas para conseguir una correcta eficacia de los tratamientos.

La maquinaria de tratamiento debe cumplir en todo momento la normativa vigente.

El horario para la realización de los tratamientos debe ser tal que no cause perjuicio a los usuarios en las zonas ajardinadas.

 

Por Guillermo Rivero

Posts
Relacionados