jardineria malaga

Xerojardinería y Riego eficiente 1

En definitiva organizar acciones referentes a todos los principios de la xerojardinería.

Actualmente existen numerosas publicaciones donde constan listados de coeficientes hídricos de las especies. Asimismo puede calcularse, a través de métodos fiables las necesidades hídricas de jardines. No podemos dar aquí soluciones concretas a este respecto pues las combinaciones, objetivos, tipo de jardines son infinitos.

Algunos aspectos que pueden mejorarse con relación al uso eficiente del agua, son los siguientes:

1. Comenzar a utilizar otras fuentes de suministro de agua diferentes a las potables como la utilización de aguas pluviales o recicladas.

2. Se utilizan materiales semipermeables o permeables en los pavimentos de los jardines y se realizan los desagües de pluviales correctamente pueden reconducirse a un aljibe que haga de depósito para regar el propio jardín.

3. Los riegos que se hacen con cuba como riegos de emergencia en verano pueden hacerse con aguas de la red de acequias o depuradas.

4. Para los campos de golf se puede realizar el riego de las zonas verdes con agua reciclada, estando este recurso disponible por la red municipal. Se establece un plazo de 2 años para adaptarse a estas condiciones, quedando prohibido después de ese plazo el riego con agua potable. Los titulares de campos de golf ya existentes o los promotores de nuevos campos deberán elaborar un Plan de Gestión Sostenible del Agua y realizar una auditoría anual para minimizar el consumo de agua en las instalaciones.

5. Para estructurar el riego, el jardín se dividirá en dos o tres zonas en función de la cantidad de agua necesaria:

Zonas de consumo bajo; sólo se regará en la etapa inmediatamente posterior al trasplante. Una vez la implantación esté realizada, las plantas de esta zona deben de sobrevivir con la pluviometría de la zona (palmeras, cactus, plantas crasas, etc.). Implantación es un año aproximadamente. Se relaciona con las plantas que tienen un coeficiente hídrico de 0 a 0,2.

Zonas de consumo moderado; en este sector se regará solo en periodos de sequía y cuando las plantas manifiesten estrés (se identifica porque purgan hojas, pierden tersura, etc.), por tanto esta parte del jardín estará observada especialmente por el jardinero. Especies con coeficiente hídrico de 0,2 a 0,4

Zonas de consumo elevado; esta zona es la destinada a plantas de temporada (geranios, ciclamen, pensamientos, petunias, etc.), planta vivaz no resistente y prados de césped. Especies con un coeficiente de más de 0,4.

El césped se debe de tratar de forma independiente del resto, con sistemas específicos, normalmente aspersores (zonas grandes y geométricas) y difusores (pequeños prados y/o formas irregulares).

 

Por Guillermo Rivero

Posts
Relacionados