Enredadera de flor morada

Enredadera de flor morada

Las enredaderas de flor morada son plantas trepadoras que tienen flores color morado, azúl o violeta. Estas plantas son una adición popular a los jardines y paisajes debido a su belleza y su capacidad para cubrir paredes, cercas y otros elementos estructurales.


Descripción


La enredadera de flor morada es una planta perenne que puede crecer hasta 6 metros de altura en condiciones favorables. Tiene hojas verdes y brillantes en forma de corazón, que crecen en una disposición opuesta en los tallos. Sus flores son grandes, con forma de trompeta, y varían en tonos de azul y morado. Cada flor tiene un diámetro de aproximadamente 8 cm y está sostenida por un tallo largo y delgado.


La planta produce sus flores durante todo el año, aunque es más abundante durante los meses de verano y otoño. Las flores atraen a una variedad de polinizadores, incluyendo abejas, mariposas y colibríes, lo que la convierte en una excelente opción para un jardín que busque atraer vida silvestre.


Cuidado


La enredadera de flor morada es una planta relativamente fácil de cuidar, aunque requiere algunos cuidados especiales para crecer y florecer de manera saludable. A continuación, desde Greenthia os daremos algunos consejos útiles para el cuidado de esta preciosa planta:


Luz: la enredadera de flor morada necesita mucha luz para crecer y florecer. Debe colocarse en un lugar donde reciba luz solar directa durante al menos seis horas al día.
Suelo: esta planta prefiere un suelo rico en nutrientes y bien drenado. El pH ideal del suelo es de 5,5 a 7,0.
Riego: necesita riego regular para mantener el suelo húmedo. Se debe evitar regar en exceso, ya que esto puede causar pudrición de la raíz.
Fertilizante: morada se beneficia de la aplicación de un fertilizante equilibrado cada dos semanas durante la temporada de crecimiento.
Poda: debe podarse regularmente para mantenerla bajo control. Se debe eliminar cualquier crecimiento no deseado y se deben recortar las ramas largas para fomentar una floración más abundante.
Protección contra heladas: la enredadera de flor morada no es resistente a las heladas y debe protegerse durante el invierno.
Beneficios para la salud
Además de su valor ornamental, la enredadera de flor morada también se utiliza en la medicina tradicional para tratar una variedad de afecciones. Según algunos estudios, los compuestos presentes en la planta pueden tener propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antioxidantes y antibacterianas.

Alivio del dolor: se cree que los compuestos presentes en la enredadera de flor morada pueden tener propiedades analgésicas, lo que la convierte en un remedio natural para el dolor de garganta sobre todo.
Mejora de la circulación sanguínea: algunos estudios han demostrado que los compuestos presentes en la enredadera de flor morada pueden mejorar la circulación sanguínea y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Mejora de la digestión: se cree que la enredadera de flor morada puede ayudar a mejorar la digestión al estimular la producción de enzimas digestivas y reducir la inflamación en el tracto gastrointestinal.


A continuación, os dejamos un par de artículos que pueden ser de vuestro interés:


la adelfa amarilla o Thevetia peruviana
5 ideas para usar grava blanca en el jardín

Posts
Relacionados