Entradas

profesional de la jardineria aspersor

Profesional de la jardinería y los aspersores para el jardín: no todo vale

Los aspersores son una de las herramientas de riego automático/supervisado más habituales en los jardines, sobre todo los grandes, aquellos que albergan en su misma superficie plantas, árboles y flores en distintas configuraciones y a las que hay que proporcionar agua a la vez y con cierta periodicidad.

Si bien los aspersores pueden ayudar al suministro de agua, y pueden ser programados y regulados para aportar esa humedad necesaria, dependen de la consideración de un profesional de la jardinería. Porque ajustar un programa de riego puede hacerlo cualquiera, sinceramente. Pero saber lo que conviene, cuándo regular, alterar las cantidades de agua, horas y los beneficios del riego en las distintas estaciones teniendo en cuenta la proliferación de hongos, malas hierbas y plagas, eso es lo que hace un profesional de la jardinería.

Y es que los aspersores pueden ser un arma de doble filo si no se sabe lo que se hace con total consciencia de dónde se está trabajando ese riego de aspersión: pueden favorecer la aparición de hongos, encharcar zonas, reblandecer en demasía corteza y suelo, y puede producir más mal que bien si no procede de una valoración profesional y programación coordinada con las acciones que se van a realizar en el jardín, además de tener en cuenta la época del año, la previsión meteorológica y las circunstancias excepcionales del clima de cada zona que puede hacer que en una zona haya que aumentar el riego solo en consideración a su orientación geográfica comparada con otra a pocos kilómetros de esta.

Además, el profesional de la jardinería será capaz de crear un sistema de riego totalmente adecuado en cuanto a orientación, tiempos y la coordinación con otros sistemas de riego existentes que aumente la optimización con respecto al uso consciente del agua, las plantas presentes, la época y la necesidad del jardín en cuestión.