Entradas

jardin en invierno

El Jardín de invierno

Este invierno es uno de los más duros en varios años, con temperaturas muy bajas y varias olas de frío sucesivas. Es por eso que en estas circunstancias debemos preparar nuestro jardín de la mejor forma posible y siempre siguiendo varios principios básicos que toda buena empresa de jardinería en Málaga conoce y aplica a los jardines de los que se ocupa.

Son los momentos idóneos para plantar arbustos y árboles de hoja caduca a raíz desnuda, como rosales, por ejemplo, además de otros árboles y arbustos, dado que el invierno es buena época de plantación, pero siempre evitando los días de heladas, que pueden afectar a las raíces y compactar más la tierra, helándola y matando a la planta.

La protección es fundamental, usando plástico o láminas protectoras sobre las plantas más delicadas, para que sobrevivan hasta la primavera, además de proteger igualmente los arbustos más delicados de que la nieve, si se da, se acumule en sus centros y los quemen.

En los jardines ornamentales con decoraciones de terracota y esmaltados hay que retirar este tipo de maceta o protegerla dado que el frío y el hielo es muy fácil que los resquebrajen y quiebren. En los jardines interiores es mejor retirarlos a una zona más protegida para que no estén puramente a la intemperie.

Revisión: Hay que remover periodicamente la tierra, para que el frío no la compacte, usar fertilizante orgánico para que además de nutrirla cree una capa aislante; revisar las guías de las plantas que las tengan, sobre todo de las recientes, para asegurar que está sólidamente clavado. Y también los soportes de las trepadoras, para asegurar que no tienen hielo, que no se han resquebrajado, podrido si son orgánicos, y que están correctamente anclados, sobre todo después de las tormentas.

El abono usado en esta época debe ser lo más orgánico posible, como humus de lombriz, mantillo nitrogenado, etc, que ayudarán, como hemos dicho, a proteger la tierra del frío, robando un par de grados y protegiendo a las plantas que están a pie de tierra, que son las que más sufren. También puedes ayudar a este tipo de planta con una protección de arpillera, paja o plástico aislante de burbujas en su base, que las proteja.

Con estos rápidos consejos podrás hacer que el jardín prospere y supere bien el invierno hasta épocas más calidad, donde lucirán bonitas y fuertes si han sido bien cuidadas.

No dudes en contactar con nosotros si necesitas un asesoramiento más experto en materia de cuidado de jardines. Somos una empresa de jardinería en Málaga y Marbella con años de experiencia.

 

malas hierbas

Eliminación de malas hierbas en tu jardín y huerto

Las malas hierbas, que no son más que la flora autóctona que se abre paso a través y sin consideración alguna de nuestros espacios destinados a cultivo y jardinería son un problema de antiguo altamente documentado.

Muchas de esas llamadas malas hierbas tienen propiedad y cualidades diversas, otras son realmente una plaga o infestación, pueden ser rastreras, trepadoras y muy invasivas. Además de aquellas que portan en sí mismas el objeto de nuestros odios, como las urticantes y las provistas de espinas, como ortigas, cardos y hiedras venenosas.

El cuidado de nuestro huerto o jardín ya es exigente sin la aparición de terceras partes, por lo que tendremos que tener un cuidado extremo a la hora de disponer los suelos y los nuevos espacios. Deberemos usar herbicidas sistémicos para las malas hierbas perennes y herbicidas residuales para las que son de ciclo anual.

Por ello siempre se aconseja no dejar las malas hierbas florecer, dado que supone el momento crítico en que expandirán sus semillas y tendremos aún más contaminación contra la que luchar y que nos harán la vida jardinera imposible.

También se aconsejan diversos métodos, como el riego por goteo, que reduce en mucho la contaminación por estas hierbas al negarles el agua que necesitan para crecer y expandirse en ansia conquistadora jardinera.

Por supuesto existen más recomendaciones o trucos, como la usar, para huertos, plásticos biodegradables de cultivo o paja como acolchamiento que evita la germinación por falta de luz de las malas hierbas, además de redundar en beneficios como la retención de humedad.

El rastrillado de las zonas de trabajo debe ser un must, puesto que así abrimos la tierra, se deja rastrillar y podremos eliminar las raíces y bulbos que se encuentren en el suelo y supongan invitados no deseados para nuestro jardín.