Entradas

jardinería en Marbella

Jardinería en Marbella: otoño en la Costa del Sol. Consejos

Jardinería en Marbella:

Un profesional de la jardinería en Marbella tendrá siempre en cuenta que la estación otoñal tiene sus propias características en la Costa del Sol, debido a su ubicación y su emplazamiento, y teniendo en cuenta, además, que el jardín que tiene que atender. Algunas de esas características tienen que ver con la orientación y el sentido paisajista que tenga un jardín. No es lo mismo un xerojardín que un paisajismo europeo, un jardín zen o uno más tradicional y andaluz. Las especies que habitan en él tienen sus propias necesidades y equilibrios.

En otoño, en la Costa del Sol se dan circunstancias muy cambiantes. En el mundo de la jardinería en Marbella  se tiene en cuenta que la estación suele ser de bruscos cambios, manteniendo aún días con picos de calor casi veraniegos y noches frías y en muchos casos ventosas. La humedad crece y las lluvias son intermitentes y en muchos casos en tromba, con precipitaciones durante dos o tres días pero en gran cantidad. El sol tiene varias horas de impacto con temperaturas medias de 24 a 28 grados en algunos casos y noches frescas que pueden llegar a bajar a los 9 grados con bastantes rachas de frío. Así, preparar el jardín para el otoño en la Costa del Sol significa vigilar el estrés de las plantas, atender el césped si es de variedades que no soportan tan bien los cambios o no son especies duras. Las plantas florales sufren mucho esta estación y hay que vigilar también los árboles jóvenes.

Mención especial a que, si bien es una buena época para transplantar y plantar bulbos, hay que cuidar esas acciones dado que son momentos delicados. Los bulbos pueden quedarse al descubierto por una lluvia más tempestuosa de la cuenta y los transplantes no agarrar bien o quedar comprometidos si no se han puesto a buen recaudo, protegidos del viento.

Igualmente un entendido, profesional, en la jardinería en Marbella sabrá que como en todo jardín, los hongos esperan su oportunidad en los huecos oscuros y húmedos y bajo las hojas que no hayan sido retiradas por lo que el trabajo constante en limpieza es esencial para que el jardín en Marbella prospere y se prepare mejor para el invierno.