Entradas

Cuidados del jardín en otoño

El paisajismo es una de esas actividades profesionales que, bien gestionadas por un paisajista profesional, produce efectos en cualquier época del año. Así, somos capaces de trasladar esa sensación de recogimiento y agradable cambio de estación al jardín, creando una atmósfera que acompañe y que lo convierta en un protagonista del cambio de estación.

El trabajo de un jardinero y paisajista profesional es que esos cambios se sucedan y el ambiente se transforme con una transición suave, y que los trabajos apenas se noten, siendo un asistente in pectore para el disfrute de aquellos que concurren en el jardín.

Trabajos:

Es la mejor época, sin duda para tansplantar debido a la humedad y la frecuencia de lluvias comparada con otras épocas del año; por supuesto un paisajista profesional sabrá ver la variación entre uno y otro lugar, en función del ambiente, el calendario meteorológico y la temperatura. Pero de media suele ser un buen momento para hacer cambios en los jardines y que las plantas sufran y se estrenes lo menos posible.

Los bulbos se suelen plantar en otoño para calcular su floración en primavera, luego el Otoño se convierte en una estación programática y de apuestas para desencadenar el potencial del jardín que poco a poco se irá sumergiendo en el letargo de la siguiente estación. Así que, si ve a su paisajista profesional aparecer con una caja de bulbos, ya sabe lo que está planeando: sorprenderle en primavera.

Es el momento también de prepararlo todo y dejar el lugar limpio, recortar hierbas perennes, podar setos y arbustos y matorral puesto que para prepararse para el frío devuelven savia a las raíces y pueden acusar el exceso de peso en las zonas superiores.

Parte de los cuidados que tendrá el paisajista y jardinero profesional será el de quitar las hojas que vayan cayendo. Siendo la estación de las hojas secas, que a muchos les gusta pisar, pues es uno de esos sonidos con los que se asocia el Otoño y su reminiscencias en la memoria, las hojas en el jardín, sobre todo si caen en césped, privan a otras plantas de los rayos del sol, que no está para muchos ruidos en esta época, y puede hacer aparecer parches de humedad y posibles hongos (época prolífica, esta) que afecten al jardín.